Obtener un mecanizado de calidad

4 octubre, 2021


TIPS HARNNETT

OBTENER UN MECANIZADO DE CALIDAD

Cuando una empresa se decide a adquirir un centro de mecanizado, significa que ha apostado por aumentar su carga de trabajo y mejorar significativamente sus procesos de producción para recuperar su inversión no sólo en dinero, sino también en tiempo, algo que pasa y no se puede recuperar fácilmente y que es vital en muchos sentidos para estar al día. Por eso queremos contaros algunas cosas que están al alcance de vuestra mano para obtener un mecanizado de calidad.

Pero, ¿cómo puedo sacar el máximo partido a un centro de mecanizado? ¿Cómo conseguir que mis trabajos sean de la máxima calidad posible y mantener esos resultados siempre al mismo nivel a lo largo del tiempo?

La respuesta es sencilla. Muchos pensarán que una máquina cuando es nueva trabaja mucho mejor, pero no es cierto (al menos, no del todo). Como en muchos casos, las máquinas tienen desgaste y, por lo tanto, hay que prestar especial atención a sus mantenimientos y revisiones.

Los CNC HÄRNNETT están diseñados para tener una larga vida útil y plena, fabricados con componentes de primeras marcas que pueden encontrarse en el mercado y que, en caso de que fallen (porque, como en los coches, hay piezas que sufren mayor desgaste) puedan sustituirse fácilmente, siempre por técnicos y personal cualificado.



Objetivo: cuidar de tu CNC

Además, otro mito es pensar que siempre que algo sale mal es por culpa de la máquina CNC en sí, pero hay detalles que pueden estar afectando a su rendimiento o ser ajenos completamente a ella, pero que la hacen parecer la culpable de esos males. Es decir, una persona en su día a día puede dar el 100% de sí misma, pero si se pone mala, no es que haya algo malo en esa persona en sí de un día para otro, simplemente puede que algo externo le haya afectado e impida que esté al 100%. Igual que nosotros debemos cuidarnos, también debemos cuidar a nuestras máquinas.

Entonces, ¿cuáles serían los requisitos que necesitamos cumplir para seguir manteniendo el nivel?

Los resumimos a continuación:

Mantenimiento

Mantén tu máquina siempre a punto

Aspiración

No permitas que se ensucie tu espacio

Tablero mártir

Protege tu mesa e impulsa el vacío

1. Mantenimiento de la máquina

Es importante que todos los días al finalizar el trabajo la máquina quede limpia y bien lubricada en aquellos elementos que así lo necesiten. Hay partes que necesitan ser engrasadas con una frecuencia menor, tendremos que ver en el manual las periodicidades de cada componente para saber cuándo es su turno. Una buena idea es disponer de una tabla de mantenimiento junto a la máquina y que el operario que la maneje, cada día tras terminar el trabajo, repase todos los puntos y limpie, lubrique, ajuste o engrase aquellas partes de la máquina que necesiten especial atención. Además, claro está, de limpiar el espacio de trabajo que rodea la máquina.
La limpieza no es algo que a todos nos guste, pero es vital para estas máquinas. Disponer de un espacio limpio y libre de residuos también es beneficioso, ya no sólo para que la máquina no retenga tanta suciedad, sino también para los operarios que estén trabajando con las máquinas, pues la calidad del aire será mejor.
Un centro de mecanizado limpio y bien mantenido podrá seguir trabajando de manera exigente de forma continua.



2. Aspiración

La aspiración es también una parte importantísima que guarda mucha relación con el punto 1, ya que si no hay aspiración, además de tener un ambiente de trabajo sucio, también la máquina sufrirá mayor desgaste por culpa del serrín u elementos y partículas resultantes del mecanizado.
Dependiendo del modelo y capacidad de trabajo del CNC necesitaremos una aspiración más grande o más pequeña, pero debe estar bien conectada y ser suficientemente potente para conseguir que la mayor cantidad de residuos queden en los sacos y no en los grupos de trabajo o en el ambiente.
Por poner un ejemplo al margen de las máquinas CNC, es como si un cocinero profesional se instala una campana extractora de uso doméstico. Esa campana no dispone de la potencia suficiente para extraer todos los humos que generará en su cocina.

3. Tablero mártir

Si usamos un CNC con mesa Nesting, debemos utilizar un tablero mártir apropiado que permita una sujeción de nuestro material perfecta y que esté en buenas condiciones. Debemos estar muy pendientes del desgaste de este tablero si queremos que el sistema de vacío siga funcionando como debe. En caso de usar un mártir en malas condiciones, desgastado o que no sea adecuado para el tipo de material que mecanizamos, conseguiremos unos resultados deficientes porque la succión de la mesa, por muy buenos que sea el sistema y las bombas de vacío, se verán duramente afectados ante un elemento que jugará en contra de lo que queremos obtener.
Es como meter al enemigo en casa. Antes de comprar un tablero mártir cualquiera o reutilizar una y otra vez el mismo, consulta cuál es la mejor opción que puedes usar y no tengas reparos en desechar lo que ya no funciona como debe. Una mala sujeción puede afectar gravemente a la calidad de la producción. Está en tu mano hacer lo correcto.


Herramientas

Usa siempre lo más correcto

Material

Marca el resultado

Software

Elige el que mejor se adapte a tu trabajo

4. Herramientas

Al igual que en el caso del tablero mártir, dependiendo del mecanizado que queramos realizar, necesitaremos disponer de unas herramientas u otras. La calidad de las herramientas es muy importante, así como que éstas estén en perfectas condiciones para trabajar para evitar que los resultados de nuestro trabajo sean irregulares o tengan alguna marca.

Del mismo modo que al finalizar el día hacemos una comprobación de la máquina para ver que todo está correcto, con las herramientas debemos ser igual de cuidadosos. Una herramienta afilada y en buen estado es una poderosa aliada. De lo contrario, tendremos una pequeña saboteadora.



5. Material

Por la misma razón que debemos usar un tablero mártir y unas buenas herramientas, el material con el que trabajamos debe estar a la altura de los resultados que queramos obtener.

Cada profesional sabe qué es lo que puede encontrar en su campo y, por supuesto, debe valorar qué calidades y materiales desea para su trabajo final.
Obviamente, a mayor calidad del material, mejor calidad del resultado final.

6. Software

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de programas CAD/CAM para controles numéricos. Los CNC HÄRNNETT tienen la ventaja de que están abiertos para que cada usuario pueda instalar el software que mejor se adapte a sus necesidades. Para no limitarnos a la hora de elegir uno de estos programas, debemos estudiar bien qué es lo que queremos hacer, cuál es nuestro nivel y cuánto queremos invertir.

– En función de lo que queramos fabricar o necesitemos fabricar podremos decantarnos por softwares dedicados más a la parte decorativa o puramente Nesting (aunque luego con todos se puede jugar un poco para adaptarlos). También es importante saber si lo que buscamos ofrece opción de optimización de tableros, así aprovecharemos al máximo cada panel o los formatos que puede leer. Si reconoce distintos formatos podremos crear diseños en otros programas y después volcarlos en el ordenador de la máquina y poder mecanizarlo.

– Debemos también valorar cuál es el nivel del usuario de la máquina que va a trabajar con ella y diseñar. Hay programas muy completos pero con interfaces algo enrevesadas y que pueden ser más complejas y otras que tienen una estructura más amigable e intuitiva que facilita mucho la labor.

– Cuánto queremos invertir. Punto también de importancia. Las versiones estándar para algunas empresas están muy bien y les dan todo lo que necesitan pero a algunas otras a lo mejor les hace falta completar esa versión estándar con más herramientas o módulos especiales para su máquina. Esto incrementa el precio, por eso hay que valorar muy bien si realmente necesitas algún extra o no. No tiene sentido pagar de más por algo que no necesitas, del mismo modo que tampoco vale la pena recortar el presupuesto si después vas a tener problemas porque tu trabajo se queda “cojo”.
rrecto.


En resumen, tenemos que tener en cuenta diferentes variables que pueden influir en el resultado final de nuestro mecanizado.

Por supuesto, hay más cosas que pueden surgir que también pueden afectar, pero estas son las más comunes y que podemos resolver de manera fácil.

Podemos lograr grandes trabajos con un poco de esfuerzo constante y siempre y cuando cuidemos de nuestro CNC como se merece. La amplia variedad de materiales que pueden mecanizarse requieren diferentes ajustes, pero nadie mejor que vosotros sabe cómo hacer un buen trabajo.

Y por ello, nosotros queremos también aportar nuestro granito de arena indicando algunas de las cosas que están a vuestro alcance para que, pase el tiempo que pase, el trabajo siga siendo igual de bueno y satisfactorio.

DISTRIBUCIÓN

Llegamos a cualquier parte del mundo




REDES SOCIALES

¡¡SÍGUENOS!!

Siga nuestra actividad en redes sociales


Este sitio web utiliza cookies para mejorar sus servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Si lo desea puede consultar nuestra Política de privacidad

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar